viernes, 30 de enero de 2015
Todas las noticias de la televisión, programas TV, estreños DVD...
PUBLICIDAD
Foto1_250x250.gif
ENTRE BASTIDORES DE LA TELEVISION
UTLIMA HORA
ENTRE BASTIDORES DE LA TELEVISION

EFE

  • Aparecerá por primera vez en un episodio próximo de la serie 'Sofía la princesa'.
  • A partir de 2016, Elena de Avalor, tendrá su propia serie.
  • La serie será presentada en 25 idiomas en los canales Disney Junior.

Elena de Avalor

Los televidentes tendrán una princesa latina en las producciones de Disney, anunció este martes la compañía de entretenimiento familiar.

Elena de Avalor aparecerá por primera vez en el canal de cable Disney Junior en un episodio próximo de la serie 'Sofia the First' (Sofía la princesa) y a partir de 2016 tendrá su propia serie, dijo Nancy Kanter, vicepresidenta ejecutiva y gerente general de Disney Junior Worldwide.

"Nuestro equipo creativo entregó una historia universal con temas que reflejan auténticamente las esperanzas y los sueños de nuestra audiencia diversa", explicó al presentar a Elena de Avalor.

Según la ejecutiva, la nueva serie contará "maravillosas historias influenciadas por la cultura y las tradiciones que son familiares a la población mundial de familias hispanas o latinas".

Joven y encantada

La princesa Elena, de 16 años, grandes ojos castaños y cabello oscuro ondulado, es "la audaz, cariñosa, divertida e inteligente heredera al trono en el reino imaginario de Avalor".

Tiempo atrás, cuando sus padres y el reino fueron tomados por la hechicera Shuriki, Elena valientemente se enfrentó a la malvada para proteger a su pequeña hermana la princesa Isabel y a sus abuelos, aunque quedó atrapada en una joya encantada.

Varias décadas después, la princesa Sofía descubre el secreto de la joya, un amuleto, haciendo que Elena vuelva a su forma humana y ayudándola a volver al reino de Avalor.

Otros personajes que ayudan a Elena en su misión de gobernar el reino son su padrino Tito, su madrina Cici y el asesor real, el Duque Esteban.

La princesa también cuenta con el apoyo del mago Mateo y de Skilar, una criatura mágica voladora.

La serie será presentada en 25 idiomas en los canales Disney Junior, con una audiencia de niños de dos a siete años en 154 países alrededor del mundo.

Se calcula que en televisión solamente su audiencia diaria alcanzará más de 207 millones de hogares.

La actriz estadounidense Aimee Carrero, de 26 años y quien nació en República Dominicana pero creció en Florida, será la voz de la princesa en la nueva serie.

Según describió Disney Junior, las historias están contadas para "comunicar mensajes positivos y lecciones de vida aplicables a los niños sobre liderazgo, fortaleza, diversidad, compasión y la importancia de la familia y las tradiciones".








CLARA HERNÁNDEZ

  • La actriz coreana y antigua reportera del programa 'El Intermedio' es una de las protagonistas de la serie coral 'Gym Tony', en Cuatro.
  • En él, encarna un papel de monitora de yoga japonesa "muy rara", un trabajo por el que ha sufrido en alguna ocasión.
  • La serie ha sido renovada por una segunda temporada.

Usum Yoon

Durante siete años, enamoró a los televidentes con su papel de reportera despistada en El Intermedio (La Sexta). Ahora, la coreana Usun Yoon interpreta a una monitora japonesa de yoga en un gimnasio televisivo y dislocado: el de la serie Gyn Tony, en Cuatro (de lunes a viernes, a las 21.00). La ficción acaba de anunciar que renovará por una segunda temporada.

El gimnasio en el que trabaja es un desbarajuste.
Sí, hay mucha locura en todos los personajes. Lo curioso es que todos logran sobrevivir en medio de ese desconcierto.

¿Los papeles disparatados son más divertidos?
No siempre. Un actor puede sufrir mucho interpretando un papel humorístico, aunque la intención de ese personaje sea hacer reír al público.

¿Ha sufrido usted en esta comedia?
Hubo un día en el que tuve que interpretar una escena de kabuki (teatro tradicional japonés). Era un montaje, debía bailar con una persona que no se encontraba en el plató, solo le oía. Me entró un ataque de risa. Aguantar la risa es muy duro pero si no lo haces importunas al resto del equipo y retrasas el trabajo. Lo pasé muy mal.

¿Usted aporta a la ficción más cordura o más lío?
Mi personaje, una monitora japonesa de yoga y de artes marciales, es aparentemente muy serena aunque de vez en cuando pueda resultar agresiva. Es rara. Y, como yo, tiene dificultades con el idioma.

Siempre se ha quejado de que los españoles no distinguen entre chinos y coreanos. Ahora la han contratado como japonesa.
No me ha costado demasiado, sé algo de japonés y conozco el país, mi hermana vive allí. He aprendido a pronunciar el español como lo hacen ellos. Si tuviera que hacer un papel de china sería más complicado.

¿Es muy similar la cultura japonesa a la coreana?
Bastante, aunque mantenemos nuestras diferencias. Tradicionalmente, el teatro nipón es más simbólico e irónico, y el coreano tiene más diálogo y es más alegre. Es como si comparas el fado y el flamenco. Y esa diferencia también se puede apreciar en el carácter: los japoneses son muy contenidos y educados; nosotros somos más abiertos y tenemos menos miramientos.

Aunque todavía no hablan antes de pensar, como sí se estila por estas latitudes.
Por lo general, en las culturas orientales escuchamos más y pensamos más antes de hablar. Pero eso no es siempre algo positivo: como pensamos tanto, tardamos mucho en reaccionar. Desde pequeños aprendemos a concentrarnos en una sola cosa. Aquí uno puede concentrarse en cinco o seis cosas a la vez, eso me da envidia.

Habla cuatro idiomas y varias titulaciones. ¿Su currículo es algo habitual en Corea?
Sí. Corea es uno de los países con mayor nivel educativo del mundo. La desventaja es que los niños no disfrutan tanto como aquí. En la escuela hay mucho clasismo, mucha rivalidad y si a un alumno no se le dan bien los estudios, sufre mucho. La primera pregunta que te hace alguien en Corea es qué máster o en qué universidad has estudiado. Si no tienes una licenciatura, es una situación incómoda que arrastras toda la vida. Las ventajas es que el Gobierno promueve la educación con muchas ayudas y propicia que haya estudiantes de élite.

Estudiar Ciencias Políticas, ¿le ha servido para ser políticamente correcta, o al revés?
Suelo ser correcta. Y diplomática. Quiero decir que no me mojo.

¿Por nada?
Solo cuando  sé que tengo la respuesta correcta porque la he meditado antes. Pero si mi respuesta se puede malinterpretar, prefiero no opinar.  O si una opinión no va a tener salida, como por ejemplo si me preguntan si  apoyo al PP o al PSOE: no hay una respuesta correcta y no tiene salida.

El hacerse la despistada, ¿le ha ayudado a llegar más lejos?
Ese era el perfil que interpretaba en El Intermedio y funcionó. En aquel trabajo tuvimos mucha suerte con la gente que nos encontramos por la calle. Me sorprendió lo amable y natural que era todo el mundo, casi todos se prestaban a contestar mis preguntas. Yo no contestaría si alguien me preguntara por la calle, me da mucha vergüenza. Y eso le pasa a mucha gente y no pasa nada. Cada cual decide si quiere participar o no.

Trabaja en la tele pero apenas la ve. ¿No encuentra programas de su gusto?
No es que no me guste, es que cuando llego a casa se me olvida encender el televisor. No tengo ese hábito.

Biografía

Nació en Corea del Sur, aunque ha vivido en otros países. Habla cuatro idiomas y ha realizado estudios universitarios de Ciencias Políticas en Corea y Canadá, así como de Lingüística. Se dio a conocer en España por su trabajo en El Intermedio (entre 2007 y 2013). Desde finales de 2014 trabaja en la serie Gym Tony de Cuatro.








DANIEL G. APARICIO

  • El 16 de enero se estrenó en Estados Unidos '12 monos', una serie basada en la aclamada película de ciencia ficción homónima protagonizada por Bruce Willis.
  • Para octubre llegará 'Scream' y hace ya tiempo que se habla de versiones televisivas de 'La niebla' y 'Sin City', aunque aún no parecen muy avanzadas.
  • Fox ha anunciado que está desarrollando una serie sobre los X-Men.

12 monos

En 1995, Terry Gilliam sorprendió al mundo con 12 monos, una película donde mostraba un futuro devastado por una epidemia y los viajes en el tiempo como único camino a la salvación. Ahora, veinte años después, la ficción protagonizada por Bruce Willis y Brad Pitt acaba de dar su salto a la televisión.

El pasado 16 de enero, el canal SyFy estrenó en Estados Unidos (aún no hay fecha para España) una serie que parte de la misma premisa que el filme: un viajero del futuro que llega a la actualidad para localizar y erradicar el brote que dio lugar a su mundo postapocalíptico. El actor Aaron Stanford (Pyro en X-Men 2 y X-Men: La batalla final) toma el relevo de Willis como Cole, el héroe protagonista.

La dirección corre a cargo de Jon Cassar (24, Terra Nova, Fringe...), quien cuenta en su equipo con los productores del largometraje, por lo que es probable que la serie mantenga intacto el espíritu de la película.

Pero el caso de 12 monos no es una rareza. Del mismo modo que muchas series acaban dando lugar a producciones cinematográficas, no son pocas las películas que inspiran historias en formato televisivo, sobre todo ahora, cuando la pequeña pantalla cada vez tiene menos que envidiarle a la grande en cuanto a la calidad de sus ficciones.

De hecho, Fox acaba de anunciar que está desarrollando una serie de televisión sobre los X-Men, que si bien se trata originalmente de un cómic, estaría muy inspirada en las pelícuals de la franquicia. El presidente de la cadena, Gary Newman, ha confirmado el inicio de las negociaciones entre Marvel y Disney para llevar a cabo el proyecto.

El guionista de X-Men: Días del futuro pasado, Simon Kinberg, también ha hablado sobre la posibilidad de realizar una serie de la famosa franquicia mutante. "Todavía estamos tratando de averiguar cuál va a ser su futuro, pero si nos fijamos en SHIELD y en lo que Marvel está haciendo ahora con Daredevil y el resto de series de Netflix, tiene sentido adaptar esta franquicia a la televisión", afirmaba Kinberg. "El formato serializado de los cómics sería adecuado para la televisión y permitiría incluir nuevos personajes e historias diferentes", concluye el guionista.

Otro buen ejemplo es Fargo, de 1996, que acaba de resucitar dividida en capítulos y protagonizada por dos grandes actores, Martin Freeman y Billy Bob Thornton. La serie, que se se estrenó hace unos meses en Canal+ Series, está inspirada en el universo creado por el filme aunque muestra unos nuevos personajes y una historia diferente. Lo que no cambia en absoluto son las dosis de violencia y crueldad características de los trabajos de los hermanos Coen, los directores de la película, que aquí ejercen como productores.

También está generando mucha expectación Scream, cuyo piloto correrá a cargo del mismo Wes Craven, creador de esta ya clásica saga de terror. MTV prevé estrenar la serie en octubre de este año para hacerla coincidir con Halloween. Sin abandonar el miedo y el suspense, hace ya tiempo que se viene hablando de una adaptación televisiva de La niebla inspirada en la película homónima que es a su vez una adaptación de una obra de Stephen King, escritor que se ha convertido en fuente inagotable de relatos para producciones audiovisuales. Sin embargo, hace ya más de un año que no hay noticias al respecto.

Tampoco se sabe casi nada del proyecto que pretende llevar Sin City a la tele. Lo único que se ha comentado es que en ella estarían implicados tanto Robert Rodriguez, director de las dos películas, como Frank Miller, autor de los cómics en los que se basan aquellas. Tal vez el batacazo de Sin City 2 en Estados Unidos el año pasado (no se estrenó en ningún otro país) haya paralizado la idea de hacer la serie.

Las que sí han logrado salir adelante y ya se emiten en EE UU desde 2014 son Un niño grande, basada tanto en la novela como en la película de 2002 protagonizada por Hugh Grant, y Abierto hasta el amanecer, encabezada por los mismos personajes de la película de Tarantino. Sólo un año antes debutabam con éxito las precuelas seriadas de El silencio de los corderos y Psicosis tituladas Hannibal y Bates Motel respectivamente. Por su parte, Charlie Sheen recurrió a Ejecutivo agresivo para regresar a la televisión tras su salida de Dos hombres y medio, aunque la serie tiene en realidad poco en común con la película protagonizada por Jack Nicholson.

El recurso no es nuevo. Series inspiradas en películas como Nikita, Stargate, Las aventuras del joven Indiana Jones o la más reciente Las crónicas de Sarah Connor (donde se cuenta lo que sucedió entre Terminator 2 y Terminator 3) están consideradas hoy clásicos televisivos.

En animación, los casos son aún más abundantes. En los 80 y principios de los 90 casi todas las películas familiares de éxito acababan convertidas en serie animada. Los ejemplos son abundantes: Los Cazafantasmas, La Máscara, Ace Ventura, Loca academia de policía, Robocop, Teen Wolf... A día de hoy sigue habiendo casos significativos como Dragones: Los jinetes de Mema (que amplía la historia de Cómo entrenar a tu dragón), Los pingüinos de Madagascar (serie derivada de la película Madagascar que a su vez a acabado convertida en un largometraje) y Kung Fu Panda: La leyenda de Po.

En vista de los numerosos éxitos, parece obvio que la relación bidireccional entre cine y televisión se mantendrá durante muchos, muchos años.








20MINUTOS / VÍDEO: EP

  • La cadena Fox ha anunciado que está desarrollando una serie de televisión sobre los populares mutantes de Marvel.
  • Los primeros rumores que apuntaban la posibilidad de ampliar el universo mutante surgieron hace meses y se sugirió que podría adaptarse la serie X-Factor.
  • El guionista de X-Men: Días del futuro pasado, Simon Kinberg, ha adelantado que la serie podría incluir nuevos personajes e historias diferentes.

X-Men: Días del futuro pasado

La franquicia X-Men volverá a la pequeña pantalla, y esta vez lo hará con un reparto de actores, no como serie de animación.

Así lo ha confirmado la cadena Fox, que ha anunciado que está desarrollando una serie de televisión sobre los populares mutantes de Marvel, que hicieron buena taquilla el verano pasado con Días de Futuro Pasado y con la perspectiva de estrenar Apocalipsis en mayo de 2016, explica Empire.

Los primeros rumores que apuntaban la posibilidad de ampliar el universo mutante con una serie surgieron hace pocos meses; la idea era seguir el ejemplo de Los Vengadores con series como Agents of S.H.I.E.L.D. o Agent Carter. En este sentido, se sugirió que podría adaptarse la serie de cómics X-Factor para evitar posibles problemas de continuidad con las películas de X-Men.

Ahora, el presidente de Fox, Gary Newman, ha confirmado el inicio de las negociaciones entre Marvel y Disney para llevar a cabo el proyecto.

Evan Katz y Manny Coto ejercerán de creadores y productores de la serie, mientras que los guionistas de Star Trek 3, Patrick McKay y JD Payne, escribirán el guión, explica The Hollywood Reporter.

El guionista de X-Men: Días del futuro pasado, Simon Kinberg, también ha hablado sobre la posibilidad de realizar una serie de la famosa franquicia mutante. "Todavía estamos tratando de averiguar cuál va a ser su futuro, pero si nos fijamos en SHIELD y en lo que Marvel está haciendo ahora con Daredevil y el resto de series de Netflix, tiene sentido adaptar esta franquicia a la televisión", afirmaba Kinberg.

"El formato serializado de los cómics sería adecuado para la televisión e incluyen nuevos personajes e historias diferentes", concluye el guionista.