jueves, 02 de julio de 2015
Todas las noticias de la televisión, programas TV, estreños DVD...
PUBLICIDAD
Foto1_250x250.gif
ENTRE BASTIDORES DE LA TELEVISION
UTLIMA HORA
ENTRE BASTIDORES DE LA TELEVISION

CLARA HERNÁNDEZ

  • El ganador de la última edición de 'MasterChef', Carlos Maldonado, celebra una victoria que es "espectacular, la leche" y le ha abierto nuevos horizontes. 
  • Con el dinero del premio, quiere comprarse una foodtrack y reivindicar la venta ambulante de comida, que está "muy penalizada".
  • La próxima semana le veremos en el nuevo espacio de TVE 'Cocineros al volante', en el que también participa su padre.

Carlos Maldonado

Tiene el desparpajo y el torso desbocado —que a él no le importa exhibir ante las cámaras— de los participantes que habitúan a reinar en los dating shows (programas de citas). Pero, además, Carlos Maldonado, un vendedor ambulante de embutidos de Talavera de la Reina (Toledo) de 24 años, posee una intuición culinaria que le ha permitido conquistar al jurado y al público de Masterchef (La 1) con creatividad y refinamiento. Un bocadillo de calamares con pan de tinta (rebautizado 'bocadillo 2.0') o una merluza a baja temperatura con ajo negro y huevas le llevaron el martes a convertirse en ganador de la última edición del espacio culinario.

¿La victoria sabe a...?
La victoria es la leche, espectacular, llena de sensaciones. Y capaz de cambiar tu vida, aunque esta ya te cambia desde el momento en el que entras a concursar en un programa como Masterchef y te dan el mandil.

¿Para bien... y para mal?
Todo para bien. Me ha abierto puertas profesionales, he conocido a gente nueva y he visto cómo funciona la televisión. Desde casa la tele se ve muy distinta; desde dentro es una locura. ¡Es increíble toda la gente que trabaja detrás de las cámaras y las horas que se echan para un espacio que dura dos horas!

La experiencia no le ha asustado. Ahora trabaja en otro proyecto televisivo.
Sí, participo en el programa Cocineros al volante que emitirá la semana que viene TVE. En él voy con una foodtrack (caravana de venta ambulante de comida) con mi padre... ¡y a pasarlo bien! Además, reivindicamos el papel del vendedor ambulante, que es la profesión de ambos. Es un trabajo que siempre ha estado muy penalizado, ¡ojalá el programa sirva para dignificarlo!

Algunas veces le insinuaron que su físico no estaba acorde con la elegancia de sus platos. ¿Qué pensó?
En un primer momento todos nos fijamos en el físico como también ocurre con el emplatado y la comida. Si llevas unas determinadas pintas creen que eres de una forma. Al final son estereotipos pero el hábito no hace al fraile y lo importante está dentro.

¿Y qué dice de usted su cocina?
Cuando cocino le pongo mucha alegría, mucha pasión y disfruto mucho, así que querrá decir eso: empeño y alegría. Y que en el fondo tengo delicadeza, soy un poco delicadete, sí. O, al menos, me gusta dejar el emplatado fino y bonito.

Aparte del precio de la carne de wagyu, ¿qué le ha escandalizado de la alta cocina?
Algunos precios de los ingredientes son desorbitados pero creo que el problema es mío porque no sé valorar la calidad de esos productos. Me pones angulas buenas y no sé apreciarlas, la verdad. Hasta llegar al programa no había probado ni las angulas, ni los centollos, ni  las vieras.

¿Qué más ha aprendido en el programa?
El programa me ha enseñado a defenderme a situaciones de estrés muy fuertes, a que no falle pese a que, como en la final, haya una tensión máxima.

Algunos seguidores del programa criticaron la dureza del jurado en algunas ocasiones.
Yo creo que el jurado ha hecho su trabajo, por lo general crítica constructiva. A veces se les ha ido un poco de las manos pero como buenos profesionales, han sabido rectificar y han pedido perdón, y eso les hace grandes.

¿Como en el caso del león come gamba que preparó uno de los concursantes?
Lo de león come gamba fue fuerte. Estuvo por un lado divertido y por otro lado, no tanto. Fue un fallo que cometió Alberto, el muchacho que lo preparó. Creo que tenía que habérselo tomado con más ligereza, como algo divertido y no echar más leña al fuego.

La gran competitividad de Sally, su rival en la final, ¿le ha molestado en algún momento?
Sally es muy competitiva pero fuera del concurso se ha portado muy bien, es un encanto de chica. Lo que ocurre es que ha ido a saco, que tal vez es como se lo tiene que tomar en un programa así, pero eso, algunas veces, ha jugado en su contra. Hubo un día que me dijo que me odiaba y me lo tomé a mal, pero en realidad fue mi culpa por no pensar que era una tontería del momento.

Algunos espectadores han comentado que el nivel general de los concursantes de este año ha sido más baja que otros. ¿Está de acuerdo?
No estoy nada de acuerdo. Veo que Antonio y Andrea han hecho una bomba de flores de Jordi Roca espectacular que a mí, por ejemplo, se me rompió.

Empezó a cocinar con su madre. ¿Ya la ha superado?
Qué va, mi madre sigue cocinando mucho mejor que yo. Si ella se hubiera presentado al programa lo hubiera ganado seguro. Mi padre se lo dice, "Jeny, tenías que haber ido tú". Además, es muy maja, tiene muy buen carácter y hubiera caído muy bien.

¿Sabe ya en qué se gastará el dinero del premio?
Tras pagar a Hacienda, quiero invertirlo en una foodtrack. Espero que el sector se liberalice. Quiero vender comida que se pueda comer en la calle pero que tenga otra vuelta, como el bocadillo de calamares que preparé en el programa, pero elaborado desde otro punto de vista.

¿Es ese el plato del que se siente más orgulloso de todos los que ha preparado en el programa?
Si mezclo plato y mejor momento, me quedo con el día en el que fue mi padre a visitarme. Hicimos una tarta muy chapucera pero después de meses de aislamiento ¡tenía tantas ganas de verle! Si quitamos la parte emocional, me quedo con la falsa mandarina de Jordi Bordas.

Biografía

Nació en Talavera de la Reina (Toledo) hace 24 años. Compagina sus estudios de cocina con el trabajo de vendedor ambulante de embutidos. Entre sus aficiones destacan ir al gimnasio y el crossfit.










20MINUTOS

  • La canadiense de 41 años interpretará a un personaje regular en la próxima entrega del drama político, del que no se han desvelado detalles.
  • Es la protagonista de la franquicia de terror 'Scream'.

Neve Campbell

El drama político House of Cards, una de las ficciones estrella de la plataforma Netflix, incorporará un nuevo rostro femenino a su cuarta temporada, que tiene previsto estrenarse en invierno de 2016, según ha publicado este miércoles Entertainment Weekly.

La actriz canadiense Neve Campbell, conocida por su papel de Sidney Prescott en la tetralogía Scream, ha sido la elegida para encarnar a un personaje regular en la próxima entrega de la ficción que protagonizan Kevin Spacey y Robin Wright, ambos galardonados con el Globo de Oro por su papel de político despiadado —en el caso de él— y por su rol de fría y calculadora señora Underwood —en el caso de ella—.

Si bien Campbell ha protagonizado la franquicia cinematográfica de terror Scream, lo cierto es que el papel de personaje regular en House of Cards —del que aún no se han revelado detalles—es su primer proyecto de envergadura en años. La actriz de 41 años regresa así a la pequeña pantalla, donde comenzó su carrera como intérprete en la serie Cinco en familia.










20MINUTOS

  • Basado en el bestseller homónimo de James Patterson, el thriller trata sobre una inquietante oleada de ataques animales contra los humanos.
  • La organización PETA solicitó que la CBS cancelara la serie por utilizar animales salvajes, como leones, en su grabación, en lugar de generarlos por ordenador.
  • Mediaset ha comprado los derechos de emisión de la serie.

Cartel de la serie 'Zoo'

Mediaset España ha anunciado que emitirá la serie de la CBS Zoo, un nuevo drama de aventuras y ciencia ficción que tiene como eje argumental los violentos e inexplicables ataques que sufre la población mundial por parte de los animales.

La ficción, que empleó a animales salvajes en su grabación, fue objeto de denuncia por parte de la organización contra el maltrato animal PETA y pidió que fuera cancelada incluso antes de su estreno, alegando que muchas escenas podrían haber sido grabadas con animales generados por ordenador.

"Con la producción de una serie que explota a animales salvajes, incluyendo leones, CBS ha demostrado que está fuera de sintonía con la opinión pública en un momento en el que las personas están evitando el cautiverio de orcas para espectáculos secundarios, como SeaWorld y condados están aprobando leyes que prohíben actos de animales silvestres en la propiedad privada, y Ringling Bros está sacando a los elefantes fuera de la carretera", ha argumentado PETA.

"Los leones pertenecen a la naturaleza, no se limitan a pequeñas jaulas, y son obligados a realizar trucos, a menudo bajo la amenaza de golpes", continuó la organización. "CBS debe emplear solamente imágenes generadas por ordenador que sean versátiles, como tantas otras producciones han hecho. PETA espera que Zoo sea una de las primeras cancelaciones de este verano", concluyó.

Al margen de estas declaraciones, Mediaset ha comprado los derechos de emisión de esta adaptación del bestseller homónimo del novelista James Patterson.

Zoo cuenta con cuatro conocidos guionistas de la televisión estadounidense: Jeff Pinkner (Fringe), Josh Appelbaum (Life on Mars), André Nemec (Star-Crossed) y Scott Rosenberg (Life on Mars).

Esta adaptación televisiva de la exitosa novela de Patterson —traducida a 12 idiomas y de la que se han vendido 4 millones de libros en todo el mundo— está protagoniza por James Wolk (Mad Men), que encarna a un joven biólogo que se ve inmerso en una carrera contrarreloj para esclarecer el misterio de por qué los animales, aparentemente coordinados, atacan repentina y brutalmente a los humanos, e impedir la extinción de la raza humana.

Kristen Connolly (House of Cards) y Billy Burke (Revolution) completan el equipo artístico de este thriller que la cadena estadounidense CBS ha estrenado el pasado 30 de junio.










20MINUTOS

  • Los tres actores han fichado por la ambiciosa producción de Atresmedia, que adaptará el bestseller de Ildefonso Falcones, según Fotogramas.
  • Con dirección de Jordi Frades (Isabel), la miniserie comenzará a rodarse en octubre en Barcelona y alrededores.
  • La nueva serie tendrá siete episodios y apira a igualar o incluso superar el éxito de la serie El tiempo entre costuras.

Silvia Abascal, Quim Gutiérrez y Megan Montaner

La adaptación televisiva de la exitosa novela La catedral del mar tiene ya su trío protagonista, según ha publicado la revista Fotogramas en su edición escrita.

Quim Gutiérrez, Megan Montaner y Silvia Abascal encarnarán a los personajes principales de esta miniserie producida por Atresmedia y Diagonal TV, responsable de otros títulos como Isabel o Sin identidad.

Aun no hay confirmación oficial sin embargo la publicación asegura que su fichaje ya es un hecho. Con dirección de Jordi Frades (Isabel), la nueva serie, que tendrá siete episodios y apira a igualar o incluso superar el éxito de la serie El tiempo entre costuras, comenzará a rodarse en octubre en Barcelona y alrededores.

Megan, que ya trabajó en series como El Secreto de Puente Viejo, Gran HotelVíctor Ros, entra a ser uno de los rostros visibles de un proyecto de gran envergadura, tras su exitoso paso por Sin Identidad. Actualmente la actriz está grabando en Italia la serie Task Force 45.

Quim Gutiérrez, por su parte, ha protagonizado recientemente un corto de Alejandro Amenábar, Vale, junto a Dakota Johnson. También estará en la miniserie de Telecinco y Boomerang TV El padre de Caín, junto a Oona Chaplin y Aura Garrido (El Ministerio del Tiempo).

Para Silvia Abascal, supone su vuelta al trabajo en televisión tras Piratas (2011) y Acusados (2009).

La catedral del mar se sitúa en Barcelona durante el siglo XIV, en plena expansión hacia la Ribera, el humilde barrio pesquero que decide aunar esfuerzos para levantar el templo mariano más grande del momento: Santa María del Mar.

Al igual que en la obra literaria, la serie narra las aventuras y desventuras de un siervo, Arnau, que decide huir del señor feudal y refugiarse en Barcelona, donde pasará de fugitivo a alcanzar la riqueza. Pero con los privilegios llega la envidia, que lo atrapa en una sórdida conjura que pone su vida en manos de la Inquisición.