viernes, 12 de febrero de 2016
Todas las noticias de la televisión, programas TV, estreños DVD...
PUBLICIDAD
Foto1_250x250.gif
ENTRE BASTIDORES DE LA TELEVISION
UTLIMA HORA
ENTRE BASTIDORES DE LA TELEVISION

ARTEMIS RAZMIPOUR Y ÁLVARO MELLIZO / EFE

  • 'Águila Roja' triunfa en la República Islámica, donde sorprende sobre todo por el tratamiento irreverente que da a la religión.
  • La serie llega allí a través de un canal que emite vía satélite en lengua iraní desde Turquía, cuya recepción, a pesar de estar prohibida, es masiva.
  • Entre los escolares iraníes se ha popularizado la coletilla "¡Ay, Dios!", de Satur, para expresar cualquier contrariedad.

Águila Roja

La serie de televisión española Águila Roja está disfrutando de un inesperado e ilegal éxito entre el público iraní, fascinado por un programa que llega a la República Islámica a través de canales oficialmente prohibidos y que le sorprende por el tratamiento irreverente que da a la religión.

Las aventuras y desventuras de Gonzalo de Montalvo y su fiel criado Satur en la España del siglo XVII se han abierto paso en el país a través de un canal que emite vía satélite en lengua iraní desde Turquía, cuya recepción, a pesar de estar prohibida, es masiva entre una población ávida de entretenimientos más allá de los encorsetados seriales y programas autorizados por el régimen.

Tal es así que entre los escolares iraníes, la coletilla "¡Ay, Dios!", empleada por el humilde y pícaro Satur, el personaje favorito del público, se emplea ahora con asiduidad para expresar cualquier contrariedad, en un guiño de complicidad entre los muchos seguidores de una serie que teóricamente no se puede ver.

Desde Teherán, los aficionados a la serie destacaron a el guion, el buen nivel de actuación de los protagonistas y sobre todo la visión "relajada" y "abierta" que tienen sobre temas religiosos. Además, también está la fascinación por los paisajes, la música, y la cultura de España que existe en el país y que se extiende tanto al pasado histórico representado en la serie como al día de hoy.

Según los espectadores consultados, el espíritu de la serie refleja "una excelente y clara descripción del punto a donde puede llegar la religión cuando se junta con el poder, que en caso de esta serie es la religión católica". "Sobre la actualidad no quiero hablar, pero en la época de los sasánidas (s.VII) pasaba lo mismo cuando el clero, denominado Magi llegó al poder, empezó la violencia y ahí fue cuando triunfó el Islám en el país con el ataque de los árabes", analizó un seguidor de Águila Roja de 46 años.

Sin mencionar paralelismos con la situación del país, otro espectador reflexionó y calificó como una visión "muy verdadera" el hecho de que en la serie "el ladrón se hace Cardenal y piensa en ser Papa". Otros aficionados destacaron su gusto por los personajes, como "Gonzalo, símbolo de humildad, Margarita, símbolo de paz, Alonso, que es la inocencia y Lucrecia, una oportunista". "Satur es mi ídolo, me encanta su sencillez y sus chistes", añadió una joven.

Desde un punto de vista más intelectual, una profesora de español comparó Águila Roja con el Shahname, el poema épico del poeta nacional iraní Ferdosí, y comparó a Gonzalo con Rostam, el héroe de esa obra literaria. Además, también consideró que lo real de la serie sin embargo no son los cuentos ni la acción, sino la representación de la religión en la época, que le recordó al libro El nombre de la rosa, de Umberto Eco.

"Me gustaría poder ver la serie en español. Hace unos años que se dejó de ver el canal de TVE Internacional en el satélite y nos ha provocado una profunda angustia. Era un canal muy bueno para los estudiantes de español, y que incluso veían muchos iraníes que ni hablaban el español", se lamentó la profesora.

Águila Roja estrena un capítulo todos los días laborables a media noche, programa que se repite tres veces más durante el día, en un canal que exhibe habitualmente otros seriales, en su mayoría de origen turco, todos traducidos al persa.

En la República Islámica de Irán está prohibido el satélite y es ilegal, si bien la gran mayoría de la gente ignora esa prohibición y los discos para el satélite se observan con total normalidad en casi todos los edificios del país.

Los programas de la televisión iraní se hacen respetando los estrictos códigos morales del país, lo que excluye cualquier contenido de temas sexuales, religiosos y, en parte, políticos. Así, en las series y películas extranjeras que llegan al país, la censura corta sin tapujos cualquier escena que pueda ser subida de tono y se cubre con editores específicos de vídeo a las mujeres que llevan faldas cortas, escote, o ropas transparentes.










DAVID VILLAFRANCA / EFE

  • La serie 'Vinyl', de la HBO, constará de diez capítulos y aspira a retratar el ambiente social y musical de Nueva York en la década de los 70.
  • Martin Scorsese, productor y máximo responsables de la ficción junto a Mick Jagger, dirige además el primer capítulo, de dos horas de duración.
  • Las primeras reacciones a 'Vinyl' han sido positivas en su mayoría.

'Vinyl'

Un Nueva York incandescente y rebosante de creatividad musical es el frenético y salvaje escenario de Vinyl (Vinilo), la serie sobre el rock de los años 70 que han producido Martin Scorsese y Mick Jagger para la cadena de televisión por cable HBO y que se estrenará este domingo 14 de febrero.

La primera temporada de la serie, una de las grandes bazas de HBO este año, constará de diez capítulos y aspira a retratar el ambiente social y musical de Nueva York en los años 70, cuando la Gran Manzana relanzó el rock y vivió los inicios del punk, la música disco o el hip-hop.

Protagonizada por el actor Bobby Cannavale y con Olivia Wilde, Ray Romano y Juno Temple en su elenco, Vinyl cuenta la historia de Richie Finestra, el máximo dirigente de un sello musical que, en lugar de vender su negocio a una gran discográfica, prefiere apostarlo todo en busca de la nueva sensación del rock. Tras el ocaso de la era hippie y el rock de los años 60, Finestra trata de encontrar su sitio y el rumbo para su negocio una vez que la vanguardia creativa del pop y el rock se desplaza de la costa oeste a Nueva York.

Al mando de las operaciones de la serie están Mick Jagger y Martin Scorsese, quien además dirigió el capítulo inicial de dos horas de duración, aunque Vinyl también cuenta entre sus cerebros con el productor y guionista Terence Winter (Los Soprano y Boardwalk Empire).

Scorsese es un melómano reconocido y, junto a sus siempre cuidadas y muy roqueras bandas sonoras, como director trató de explorar la historia de la música con documentales como Shine a Light (2008) o El último vals (1978), dedicados a conciertos de The Rolling Stones y The Band, respectivamente.

Unido a su conocimiento exhaustivo del ritmo vital de Nueva York, Scorsese parecía el indicado para desarrollar una serie que en Mick Jagger ha encontrado la figura apropiada para ilustrar y aconsejar, en primera persona, cómo fue aquella época de sexo, drogas y rock and roll. "Nueva York en los años 70 era muy interesante, desde un punto de vista artístico, en muchas áreas: música, pintura, literatura y baile", señala el vocalista de The Rolling Stones en un vídeo promocional.

Jagger añade con ironía que quizá no era un "muy buen lugar" para vivir con la familia, pero apuntó que, para un soltero y músico, Nueva York era "ligeramente diferente".

La serie cuenta además con el aliciente de incluir recreaciones ficticias de figuras de la música y el arte como Andy Warhol, Patti Smith y Lou Reed.

Las primeras reacciones a Vinyl han sido positivas en su mayoría y, por ejemplo, el crítico de The Washington Post, Hank Stuever, aplaudió el episodio piloto porque podría entenderse como una película en sí misma y sería "el filme más satisfactorio" de Scorsese desde Infiltrados (2006).

Por su parte, Tim Goodman, del medio especializado The Hollywood Reporter, destacó la ambición y el presupuesto de Vinyl, como si HBO aspirara a que fuera "una especie de Juego de Tronos del rock and roll".

Vinyl apuntala también la creciente moda de series televisivas sobre el mundo de la música, que el año pasado tuvo un relevante ejemplo con Empire, la serie que protagonizan Terrence Howard y Taraji P. Henson sobre una familia que posee una gran discográfica de música negra.

Para este año se esperan, además de Vinyl, el estreno de The Get Down, la serie de Baz Luhrmann (Moulin Rouge) sobre el nacimiento de la música disco en el barrio neoyorquino del Bronx, así como Roadies, centrada en los trabajadores de una gira musical y que tiene como creador a Cameron Crowe (Casi famosos).










20MINUTOS.ES / EFE

'Got Talent'

Año y medio desupués del final de Tú si que vales, Mediaset vuelve al formato de casting de estrellas con su la versión española del programa Got Talent, que se estrena este sábado en Telecinco a las 22.00 horas.

El formato que arrasa en medio mundo llega a España con el actor Santi Millán como presentador y un jurado de excepción formado por caras conocidas de la televisión: Jorge Javier Vázquez, Jesús Vázquez, Eva Hache y la cantante Edurne.

En la presentación del programa, el director general de Contenidos de Mediaset Manuel Villanueva ha destacado que "lleva diez años de éxitos en el mundo y hemos ido a buscarlo para completar nuestro grupo de grandes formatos".

Algunos miembros del jurado han contado sus impresiones sobre los capítulos de este primera temporada, que ya están grabados. Para Jesús Vázquez es su primera vez en este papel:  "Al ver que la propuesta era para ser jurado dije que me lo iba a pensar y me fui a mi casa con un gran susto en el cuerpo. Yo ya había estado muchas veces en el otro lado, el más amable, y decidí que era bueno probar", confiesa.

Jorge Javier, presentador de Sálvame, ha reconocido que, si hubiera una segunda temporada, sería "más duro. Creo que he sido bastante compasivo".

El presentador Santi Millán, que triunfa también como protagonista de la ficción El chiringuito de Pepe, está feliz con el resultado, que ha calificado de "íncreible": "Nos lo hemos pasado muy bien. Para mí, además, estar arropado por estos monstruos que componen el jurado ha sido un regalo".










20MINUTOS.ES

  • La nueva comedia se estrenó en simulcast en todos los canales de Atresmedia (menos La Sexta) y consiguió un 23,4% de la cuota y 4.246.000 espectadores.
  • Telecinco había intentado restar fuerza al estreno de su competidora programando de nuevo un pase de 'Ocho apellidos vascos'.

Buscando el Norte

El estreno de la nueva serie de Antena 3, Buscando el Norte ha aterrizado con fuerza en la parrilla y este miércoles consiguió un 19,1% de cuota de pantalla y 3.466.000 espectadores sólo en Antena 3 en una noche que era complicada por la competencia.

La nueva comedia se estrenó en simulcast, esto es, en todos los canales de Atresmedia (menos La Sexta), y sumados consiguió un 23,4% de la cuota y 4.246.000 espectadores.

De hecho, Telecinco había intentado restar fuerza al estreno de su competidora programando de nuevo un pase de Ocho apellidos vascos, a pesar de que ya la emitió recientemente. Pero no acabó de funcionar, pues la película se quedó como segunda opción, con un 16% y 2.635.000 televidentes.

Sin embargo, la más perjudicada por la fuerza de sus competidores fue La 1 que vio cómo En la tuya o en la mía, con la visita de Mario Casas, caía hasta un 14,6% de share y 2.721.000 espectadores.

La Sexta y Cuatro apostaban también por el cine. En el primer caso se emitía el filme Una bala en la cabeza, que se llevó el 6,8% y 1.140.000 espectadores y en Cuatro se pudo ver El Rey Arturo, que se quedó con el 6,2% y 949.000 televidentes.