jueves, 24 de julio de 2014
Todas las noticias de cine, estreños de la semana, box office, rodajes en curso, críticas...
CINEMA
Beauté / Mode
CINEMA
ESTREÑOS DE LA SEMANA
PUBLICIDAD
NOTICIAS CINEMA
ULTIMA HORA
'Piratas del Caribe 5' ya tiene fecha de estreno

Walt Disney Pictures vuelve a tener las cosas claras respecto a la franquicia de 'Piratas del Caribe' y ha decidido cuándo va a estrenar la quinta entrega. Lo llamativo del asunto es que la fecha elegida es el 7 de julio de 2017, es decir, dentro de tres años. ¿Cómo pueden saber que ese día en concreto van a tener la película en los cines? Quizá es que la compañía tiene una máquina del tiempo justo al lado de la cámara frigorífica donde mantienen vivo a su creador...

Jeff Nathanson ha escrito el guion de 'Piratas del Caribe 5', que tiempo atrás se dijo que tendría el subtítulo de 'Dead Men Tell No Tales'. Los noruegos Joachim Rønning y Espen Sandberg, responsables de 'Kon-Tiki' (2012) van a dirigir esta quinta parte que según los productores quiere recuperar el espíritu de la película original, aquel divertidísimo espectáculo orquestado por Gore Verbinski.

Como recordaréis, hace tres años nos llegó la última secuela con Rob Marshall al timón y la saga tocó fondo. Aún así 'Piratas del Caribe: En mareas misteriosas' ('Pirates of the Caribbean: On Stranger Tides') recaudó más de mil millones de dólares para Disney, motivo por el cual la quinta parte era inevitable. Aparte de Johnny Depp, que volverá a ser una vez más Jack Sparrow, no hay nadie más en el reparto, de momento.

Vía | Variety



ET AUSSI...
CRITICAS
'El cielo es real', creer o no creer

heavenisforrealf1.jpg

Enfrentarse a una película como ‘El cielo es real’ (‘Heaven is for Real’, Randall Wallace, 2014), cuando se carece de creencias religiosas, es una tarea si no difícil, algo extraño. ¿Cómo hablar, en mi caso, de una película cuyo mensaje es que el cielo, tal y como se dice en la Biblia, existe? La película del escritor de ‘Braveheart’ (id, Mel Gibson, 1995) —sin duda su trabajo más recordado— ha recaudado en su país de origen poco menos de cien millones de dólares, todo un logro para una película de estas características, enfocada abiertamente a la comunidad cristiana evangélica de los Estados Unidos.

Sin duda son ellos los que habrán llenado los cines, convirtiendo en éxito una película de tan sólo 12 millones de dólares de presupuesto. Por estos lares no ha corrido la misma suerte, estrenándose además en el considerado peor fin de semana de la historia en nuestro país. En un momento histórico en el que la Iglesia va perdiendo adeptos a pasos agigantados, realizar un film como éste es todo un reto, por su mensaje tan directo y claro, empezando por su título. El film es la adaptación del libro homónimo escrito por Todd Burpo y Lynn Vincent.

heavenisforrealf2.jpg

Al parecer mientras operaban de apendicitis al hijo de Burpo, aquél tuvo una experiencia en principio inexplicable; según sus propias palabras, o las del libro, estuvo en el cielo y conoció a Jesús. Son muchos los que acusaron a Burpo de tergiversar las palabras del pequeño y construir una muy oportunista historia cercana y ventajosa para sus creencias, con los posteriores beneficios de escribir un best seller, que ahora cuenta con su adaptación cinematográfica, en la que algunos debemos hacer saltos de fe más grandes que al ver la trilogía de Peter Jackson.

Puesta en escena y demagogia

Al margen de dicha fe, encontramos un film narrado con convicción por un Wallace que renuncia a lo fácil, limitándose a narrar una serie de hechos sin tomar parte en su ideología o creencias en buena parte del metraje. Desconozco si Wallace es creyente, pero sí es conocedor de los mecanismos cinematográficos para narrar una historia con un mínimo de eficacia, y lo cierto es que aquí lo logra, especial mención para las secuencias, oníricas, fantásticas, milagrosas, etc. del niño en lo que se supone es el cielo. El guión por supuesto es de risa, pero a la acertada puesta en escena hay que sumar una labor actoral bastante estimable.

heavenisforrealf3.jpg

Es en la composición de Greg Kinnear, como Todd Burpo, donde se encuentran los mayores hallazgos de una película como ésta. El actor compone un personaje más interesante de lo que parece, predicador y bombero, al que la crisis azota como a todo hijo de vecino, con fuertes creencias religiosas que se ven tambaleadas cuando su hijo le narra su experiencia en la mesa de operaciones. Es en esa dicotomía donde el actor da lo mismo de sí, expresando muy bien sus dudas y miedos ante la posibilidad de que todo en lo que cree exista realmente, sin más ni más.

Por supuesto, en su tramo final, el film hace gala de una demagogia brutal al explicar el término cielo como mejor le viene al pastor renacido de sus propias cenizas. Es entonces cuando ‘El cielo es real’ se vuelve, al menos para mí, insuficiente e incluso innecesaria, por mucho que Wallace demuestre ingenio al realizar muchas de las secuencias partiendo de un plano del cielo nublado más bonito jamás visto. Es entonces cuando echo de menos a Frank Borzage.



'Las vidas de Grace', cine social indie

las_vidas_de_grace-1.jpg

El nombre Destin Cretton puede pasaros desapercibido, pero el joven realizador norteamericano lleva ya casi cinco años haciéndose un nombre en el círculo del cine indie norteamericano desde que ganara en el Festival de Sundance el premio al mejor cortometraje con 'Short Term 12' y dos años después presentará en su sección oficial el largo 'I Am Not a Hipster' (id, 2012). 'Las Vidas de Grace' ('Short Term 12', 2013) es su segundo largometraje y tiene muchos puntos en común con aquel corto que le hizo triunfar en Sundance.

'Las vidas de Grace' ha cosechado premios y alabanzas en diferentes festivales internacionales, incluyendo el Premio del Público en la pasada Seminci de Valladolid. Y es que la cinta tiene todos los ingredientes para convertirse en uno de esos títulos que se ven poco pero que encandilan a quienes los ven, aunque a veces le falte algún que otro empujoncito dramático.

Cine social indie

las_vidas_de_grace2-1.jpg

Grace es una joven de veintitantos años que trabaja como supervisora en un centro de acogida para adolescentes en situación de vulnerabilidad. Le encanta su trabajo y está entregada en cuerpo y alma al cuidado de los chavales. Cuando ingresa en el centro Jayden, una chica inteligente y muy problemática, Grace recordará inevitablemente su propia infancia y pasado conflictivo no resuelto.

Cretton planea sobre el cine social con un drama que si bien habla de niños y adolescentes conflictivos y su necesidad de apoyo, también habla de otra necesidad: la de vencer los traumas del pasado y aprender de ellos para poder seguir adelante. Así, nos muestra a una Grace incómoda en su piel pero segura de sí misma en apariencia que necesita verse reflejada en una adolescente para superar sus traumas y poder avanzar y formar una familia.

Una trama claramente circular –su arranque y final, puede que sean lo mejor de la película–, que aunque queda resuelta, quizás abra demasiadas subtramas en las que no da tiempo de profundizar y deja al espectador con ganas de algo más –alguna de las historias de los niños conflictivos, por ejemplo–. Aún así, lo interesante de la cinta reside en su análisis, no de las causas de los traumas y los abusos y maltratos, sino de cómo superarlos a través de sus relaciones.

El relevo indie

las_vidas_de_grace3.jpg

Aunque en alguna ocasión pueda resultar bastante intensa con situaciones dramáticas facilonas, Cretton crea un balance bastante interesante entre drama, comedia y romance apoyándose en sus dos protagonistas, que se perfilan como el relevo del nuevo cine indie. Por un lado, Brie Larson –vista también en 'Scott Pilgrim contra el mundo' (2010)– que da vida a la contenida Grace y su lucha interior y por otro, John Gallagher Jr. –visto en la genial serie de la HBO 'The Newsroom'–, dando vida al novio de Grace, con una comicidad y romanticismo que equilibra el drama de Grace.

Con sus más y sus menos, 'Las vidas de Grace' termina siendo una agaradable película sobre superar traumas del pasado y aprender de ellos. Una cinta valiente por tratar el tema, a veces tabú, de los adolescente con problemas y los abusos infantiles de una forma natural y sin tapujos.



Otras críticas en Blogdecine :