miércoles, 10 de febrero de 2016
Todas las noticias de cine, estreños de la semana, box office, rodajes en curso, críticas...
CINEMA
Beauté / Mode
CINEMA
ESTREÑOS DE LA SEMANA
PUBLICIDAD
NOTICIAS CINEMA
ULTIMA HORA
DiCaprio protagonizará lo nuevo del guionista de 'El renacido' y producirá 'The Sandcastle Empire'
Leonardo DiCaprio

Leonardo DiCaprio está arrasando en la temporada de premios con 'El renacido' ('The Revenant'), y tiene el Oscar más cerca que nunca, pero el actor ya está pensando en el futuro. Variety informa que va a protagonizar 'Conquest', un proyecto escrito por Mark L. Smith, coguionista de 'El renacido' —también son suyos los guiones de 'Habitación sin salida' ('Vacancy'), 'Miedos 3D' ('The Hole') y el remake de 'Martyrs'—.

De momento sólo sabemos el título y que Paramount se ocupará de llevarlo a la gran pantalla. El estudio también colaborará con DiCaprio en la adaptación de 'The Sandcastle Empire', una novela fantástica juvenil (de Kayla Olson) sobre el cambio climático, tema con el que el intérprete está muy sensibilizado. DiCaprio será productor aunque podría reservarse un papel, sagas de este corte, como 'Los juegos del hambre' o 'Divergente', han contado con estrellas en sus repartos.

Recordemos que en la agenda de Leonardo DiCaprio se encuentra 'Devil in the White City', su próxima colaboración con Martin Scorsese después de 'El lobo de Wall Street' (por ésta debería haber ganado el actor su primer Oscar, ¿no os parece?).

PD: Ayer se celebró el tradicional almuerzo de los nominados a los Oscars, a continuación podéis ver la foto del grupo (pinchad en la imagen para verla a tamaño completo):



Pierce Brosnan y Martin Campbell juntos de nuevo en una adaptación de Ernest Hemingway
Pierce Brosnan Y Martin Campbell

Pierce Brosnan y Martin Campbell volverán a trabajar juntos en una adaptación cinematográfica de 'Al otro lado del río y entre los árboles' ('Across the River and into the Trees'), la novela de Ernest Hemingway. Publicada en 1950, cuenta la historia de un soldado americano sirviendo en Italia justo después de la II Guera Mundial que recibe la noticia de que padece una enfermedad terminal.

'Al otro lado del río y entre los árboles' será la tercera colaboración entre Brosnan y Campbell, pues ya coincidieron en 'GoldenEye', la primera película como James Bond del actor, y en actualmente están rodando 'The Foreigner'. Eso sí, en esta última el verdadero protagonista es Jackie Chan dando vida al dueño de un restaurante cuya vida cambia para siempre tras perder a su familia por un ataque terrorista de la IRA.

Goldeneye

Volviendo a 'Al otro lado del río y entre los árboles', la adaptación ha corrido a cargo de Peter Flannery y Michael Radford, doblemente nominado en su momento al Oscar por haber escrito y dirigido 'El cartero (y Pablo Neruda)' ('Il Postino'). Está previsto que el rodaje arranque este próximo mes de octubre en Italia.

Lo que aún falta por saber es quién dará vida a la joven condesa de la que el protagonista se enamora y con la que inicia un romance abocado a la tragedia por su situación personal. El personaje de ella apenas cuenta con 19 años, por lo que no sería de extrañar que los productores apostasen por una desconocida.

Vía | Hollywood Reporter



ET AUSSI...
CRITICAS
'La verdad duele', no gracias a esta película
Cartel La Verdad Duele

Este pasado domingo se celebró la edición número 50 de la Superbowl, el gran evento anual de la NFL, la mayor liga de fútbol americano de los Estados Unidos. Dicho deporte tiene también un papel destacado en ‘La verdad duele’ (‘Concussion’), el drama basado en hechos reales protagonizado por Will Smith que curiosamente llega este próximo viernes a los cines españoles tras su paso sin pena ni gloria por las salas norteamericanas.

Es evidente que Smith aspiraba a conseguir el Oscar dando vida al doctor de origen nigeriano que descubrió la encefalopatía traumática, una enfermedad que la NFL intentó encubrir. Sin embargo, los votantes de la Academia prefirieron ignorar su trabajo, y no me sorprende, ya que es cierto que es lo mejor de una película bastante olvidable por su falta de convicción en la crítica que realiza, pero su actuación no va más allá de lo meramente solvente.

Intento fallido de ganar el Oscar

Will Smith La Verdad Duele

Dar vida a alguien que existe en la vida real y que encime te obligue a trabajarse un acento son a priori dos armas bastante potentes de cara a conseguir al menos una nominación al Oscar, pero con muchos los atajos que algunos toman para lograrlo y luego sólo unos pocos lo consigue. ¿Qué es exactamente lo que ha fallado en el caso de Will Smith y ‘La verdad duele’ cuando todo parece diseñado para que luzca lo mejor posible?

El primer detalle en su contra es que precisamente se nota demasiado que todo está tan supeditado a su lucimiento personal que acaba resultando increíblemente anodino. De esta forma, la relación de Smith con esos otros personajes pierden fuerza y hacen que los esfuerzos del actor incluso acaben volviéndose redundantes, ya esté luchando por sacar a la luz la verdad o ejerciendo como buen samaritano en lo que deriva en una subtrama romántica innecesaria por la dispersión que genera.

Todo ello deriva en que ‘La verdad duele’ carece de garra, y es una pena, porque el tema podía haber dado mucho de sí, tanto por los intentos para taparlo todo por parte de la NFL como por el drama de los antiguos jugadores que lo sufrían. Por desgracia, lo primero carece de entidad propia –da un poco igual que sea fútbol americano o cualquier otra cosa- y o segundo se limita a pequeñas cápsulas aquí y allá que saben a demasiado poco.

Al final todo gira alrededor de la odisea personal del protagonista por ser fiel a sus principios e intentar poner solución a un grave problema que él mismo ha descubierto. Me da que eso tiene algo que ver en que los momentos en los que Smith realmente consigue transmitir cierta pasión es en su obcecación por descubrir lo que pasa y cuando ha de explicarlo, porque por lo demás ni siquiera logró convencerme de que lo estaba pasando mal cuando era obvio que era el caso.

’La verdad duele’, crítica sin convicción

Escena La Verdad Duele

Eso sí, pese a que hay pequeños altibajos a la hora de mantener el acento, Smith se muestra muy cómodo en el personaje, amoldándose sin problema a una forma de hablar mucho más pausada sin llegar a caer en esa monotonía con la que tanto lucha el guion de Peter Landesman por su indecisión a la hora de profundizar en algo, ya sea por evitar altibajos o para no ganarse polémicas por abordar con verdadera personalidad el tema que trata.

Esto último también se traslada a una puesta en escena que no va más allá de lo funcional por parte del propio Landesman. A decir verdad, visualmente me dio la sensación de estar a caballo entre un telefilm de lujo y un drama hollywoodiense en el que se apuesta por la corrección en todos los frentes confiando en que la historia que se cuenta tenga el suficiente gancho por sí misma.

Quizá resulte un poco excesivo decir que ‘La verdad duele’ es una película cobarde, pero no se me ocurre otra palabra mejor para describir su apuesta por lo genérico en lo referente a abordar el lado más espinoso del caso real que nos cuenta. Que estaba pensada para que Smith intentase ganar el Oscar lo tenía claro, pero este punto la condena a ser un drama de usar y tirar con pocas opciones de realmente llegar a emocionar a alguien.

Teniendo todo eso en cuenta, la ausencia de Smith es poco menos que obligada, ya que no hace nada extraordinariamente bien, tampoco es consistente al 100% en el mayor reto que le supone el personaje -el acento- y la solvencia con la que soluciona lo demás sólo evita que uno desconecte del todo de lo que sucede en su pantalla, pero tampoco consigue el milagro de realmente elevar una propuesta con tan poca garra, como preocupada por no molestar.

En definitiva, ‘La verdad duele’ es un drama algo torpe por su resistencia a entrar a fondo en el tema que plantea, quedando todo a merced del lucimiento personal de Will Smith, aunque al mismo tiempo le pone varias zancadillas en el camino para que no pueda llegar realmente a brillar. No emociona, a duras penas podríamos decir que entretiene y sospecho que en apenas unos días ya me habré olvidado de ella. Prescindible.



Jerry Goldsmith | 'Tratamiento de shock', de Denis Sanders
Tratamiento De Shock Poster

Nutrido y tan ecléctico como la personalidad que Jerry Goldsmith demostró tener a lo largo y ancho de su muy extensa trayectoria cinematográfica, el grupo de producciones en las que se vio implicado el compositor que podrían ser calificadas de "alimenticias" supera con mucho lo que podríamos encontrar en cualquier otro músico coetáneo con él, haciendo palidecer, por ejemplo, al número que podrían acumular nombres como John Williams, por citar al compositor que se encontraría casi en el opuesto del espectro.

Y si bien, como llevo comentando con cierta insistencia desde que arrancara este especial dedicado al maestro, Goldsmith lo daba siempre todo importándole bien poco el presupuesto del filme en cuestión o el equipo artístico que lo rodeara, cierto es también que, por simple estadística, algún punto oscuro hay en una filmografía que casi llegó a sumar el doble centenar de partituras. Huelga decir que 'Tratamiento de shock' ('Shock Treatment', Denis Sanders, 1964) es uno de ellos.

'Tratamiento de shock', enorme nadería

Tratamiento De Shock 1

Sorprende, y sorprende mucho, encontrarse entre los actores que conforman el reparto de esta oscura producción de la Fox a Lauren Bacall. Figura más visible de un elenco que encabeza Stuart Whitman —del que volveremos a hablar en la siguiente entrada de este especial— y Roddy McDowell, la inmortal pareja de Bogart encarna aquí a una psiquiatra que logra que un jardinero homicida se libre de la cárcel tras haber asesinado a la millonaria para la que trabajaba alegando locura transitoria.

Pero detrás de los intereses del personaje encarnado por Bacall hay algo más que altruismo profesional, unos intereses que chocarán de frente con los de el fiscal del caso que, empeñado en averiguar si el criminal ocultó parte de la fortuna de la asesinada, contratará a un actor (Whitman) para que se haga pasar por enfermo mental, se gane la confianza del desquiciado interpretado por McDowell y logre sonsacarle el paradero del dinero.

Tratamiento De Shock 2

Sé lo que estáis pensando en este instante, que cómo a alguien en su sano juicio se le ocurrió rodar un guión tan esperpéntico. Creedme cuando os digo que lo que aquí he recogido en pocas líneas adquiere tintes de horror cuando se extiende durante noventa y cuatro minutos que son acceso puntual a situaciones absurdas y carentes de relevancia que demuestran que el guión firmado por Sydney Boehm sobre la novela original de Winfred Van Atta, tuvo que ser de esos que se termina produciendo porque no había nada más en el cajón.

Mal llevados, mal dirigidos y actuados con escueto talento —y estoy siendo benévolo— si por algo vale la pena acercarse a los minutos de 'Tratamiento de shock' es por contemplar la construcción de una villana por parte de la Bacall, por más que en gran parte de los momentos que tiene en pantalla, y no son pocos, dicha construcción quede asida sobremanera a ese calificativo de escueto en el que cabría meter al resto de sus compañeros.

'Tratamiento de shock', la música

Tratamiento De Shock 3

Publicada por Varese Sarabande en 2004 y convertida en muy poco tiempo en una de las piezas más codiciadas de cuántas han llegado a editarse con material compuesto por el maestro, la caja de seis discos de 'Jerry Goldsmith at 20th Century Fox' resultaba tremendamente interesante en los compactos cuatro, cinco y seis por cuanto permitía asomarse a música completamente inédita hasta entonces.

Orientada de forma evidente a los fanáticos del maestro —los claros objetivos de los 150€ que había que desembolsar para hacerse con ella—, en las dos horas largas de música que se incluía en los citados discos cabían los veinte de la partitura que Goldsmith componía para 'Tratamiento de shock', una partitura que, parafraseando a Bernard Herrmann, podría ser definida como en blanco y negro por el casi exclusivo protagonismo de la sección de cuerda.

Arropado de las sonoridades más características que había desarrollado hasta entonces pero demostrando en su acople a las imágenes un talante poco adecuado, el score de 'Tratamiento de shock' suena mucho a 'Freud, pasión secreta' ('Freud', John Huston, 1962) —lógico dada la temática psiquiátrica de la cinta— y, en los momentos de acción, que los hay, a los ritmos que ya habíamos oído en 'City of fear' (id, Irving Lerner, 1959); un maridaje que, como decía arriba, da como resultado una banda sonora a medio camino de ninguna parte.



Otras críticas en Blogdecine :