miércoles, 24 de mayo de 2017
Todas las noticias de cine, estreños de la semana, box office, rodajes en curso, críticas...
CINEMA
Beauté / Mode
CINEMA
ESTREÑOS DE LA SEMANA
PUBLICIDAD
NOTICIAS CINEMA
ULTIMA HORA
'Deadpool 2' ya tiene villano: Jack Kesy dará vida a Black Tom Cassidy

Deadpool 2 Black Tom

El éxito rotundo que supuso 'Deadpool' no sólo ha traído alegrías a 20th Century Fox, la desconfiada productora que no quiso dar luz verde a una producción de 50 millones que ha terminado reportado unos beneficios de casi 800 millones de dólares al estudio. Además de a sus responsables, el largometraje del Mercenario Bocazas trajo un soplo de aire fresco al saturado mercado cinematográfico superheroico, deleitando al fandom con su calificación R, su humor cafre y su violencia desenfrenada.

Visto lo visto, no es de extrañar que cada noticia sobre su inevitable secuela, que dirigirá David Leitch'John Wick'—, haga aplaudir y alimente el ansia de todos los que nos quedamos con ganas de más Ryan Reynolds soltando salvajadas enfudado en spandex. Así pues, tras el anuncio de que Josh Brolin dará vida al mutante Cable, es el turno de Jack Kesy de unirse a 'Deadpool 2'.

Jack Kesy

Kesy, conocido por su papel en la televisiva 'The Strain', podría interpretar, según indican varias fuentes, a Black Tom Cassidy; un supervillano irlandés del universo X-Men y archienemigo de su primo Banshee, capaz de manipular la vida vegetal, proyectar energía y canalizarla a través de las plantas.

Después de la incorporación de Kasy, el reparto de 'Deadpool 2' cuenta con el mencionado Josh Brolin como Cable, Ryan Reynolds que repetiría como el —anti— héroe de la función, Morena Baccarin como Vanessa y Zazie Beetz en el papel de Domino. No se a vosotros, pero la espera hasta su fecha de estreno, fijada en verano de 2018 en Estados Unidos, se me va a hacer eterna.



Maverick volverá a volar: Tom Cruise anuncia el rodaje de 'Top Gun 2' en 2018

Top Gun

Confirmado: Maverick volverá a volar. Después de años de rumores y promesas sobre 'Top Gun 2', incluyendo una etapa donde llegó a estar cancelada debido a la muerte de Tony Scott, Tom Cruise ha anunciado que la secuela está en marcha y que el rodaje tendrá lugar el año que viene.

La estrella estaba concediendo una entrevista para un programa australiano como parte de la promoción del estreno de 'La momia' (la primera película del ambicioso 'Dark Universe') cuando antes de despedirse le preguntaron si podía decir algo sobre la rumoreada continuación de 'Top Gun' (1986). En lugar de esquivar la cuestión o responder algo impreciso, Cruise les regaló la exclusiva. Puedes verlo en el vídeo que dejo a continuación, la reacción de la reportera es impagable:

Tom Cruise se limita a decir que habrá 'Top Gun 2' y que filmarán en 2018 pero no aporta más detalles así que suponemos que el proyecto está aún en una fase inicial, aunque esté confirmada su producción. Esperemos que cuenten con Val Kilmer, quien se mostró tan entusiasmado cuando le ofrecieron volver en la segunda parte que lo anunció en las redes sociales antes incluso de que su agente cerrara el acuerdo. Una de esas historias por las que queremos a Kilmer.

En cuanto a la historia, hace años el productor Jerry Bruckheimer comentó: "El concepto es, básicamente, que son pilotos obsoletos a causa de los drones. Cruise les va a enseñar que no se han quedado obsoletos. Están aquí para quedarse". Todavía no sabemos quién sustiturá a Tony Scott como realizador pero sí que Justin Marks —'Street Figher: La leyenda', 'El libro de la selva'— escribió la última versión del guion.



ET AUSSI...
CRITICAS
'Colossal': Las relaciones de pareja son una monstruosidad

Colossal

Rara es la película de monstruos sin mensaje. No tiene nada de extraño: un monstruo equivale a un miedo personal, colectivo, social, íntimo o universal. Cómo afrontamos ese miedo es el argumento de las películas de monstruos. Los comunistas, la Gran Depresión, el capitalismo, la despersonalización, Lo Desconocido. Grandes terrores que han acabado haciendo del fantástico el género más abiertamente metafórico de todos.

Y de entre todos los monstruos, sin duda Godzilla y otras criaturas del kaiju eiga han sido los que más orgullosamente han llevado a cuestas un claro simbolismo. El primer saurio que arrasó Japón era una personificación con escamas y aliento radioactivo de los desastres de Hiroshima y Nagasaki. Y después de purgar el dolor convirtiéndolo en un icono pop, la reciente 'Shin Godzilla' le devuelve su doloroso manto simbólico al saurio.

Sin embargo, los monstruos gigantes también pueden llevar a cuestas un arsenal de metáforas intimistas. Parece contraproducente: ¿cómo criaturas de veinte pisos de altura que solo saben aullar, arrasar ciudades y pisotear débiles humanos van a contar historias cotidianas de amor, celos y relaciones malogradas? Bien: Nacho Vigalondo ha encontrado la fórmula.

'Colossal' parte del momento en el que una joven, Gloria (Anne Hathaway), que tiene severos problemas para gestionar su vida en general y con la bebida en particular, se muda al pueblo de su infancia y allí se reencuentra con amigos como Oscar (Jason Sudeikis). También descubre que a determinada hora y pasando por determinado sitio puede controlar a un monstruo gigante que está arrasando Seúl.

En 'Colossal' algunos de nuestros sentimientos son tan incontrolables que equivalen a monstruos gigantes

Pero este no es el secreto de la película: es el punto de partida. A partir de ahí, los monstruos gigantes se utilizan como canalizadores de sentimientos, pulsiones, celebraciones y cagadas más grandes que nosotros mismos. Vigalondo parece decir que todo lo que llevamos dentro, lo bueno y lo malo, es tan desproporcionado e incontrolable que acaba generando monstruos. Monstruos gigantes que arrasan ciudades orientales.

Vigalondo lleva practicando un ejercicio muy similar desde el principio de su carrera: usa los tropos del fantástico para explicar lo mundano, lo cotidiano y lo cutre de nuestro día a día. Su serie de extraordinarios cortos 'Código 7' reformulaban el universo de Philip K. Dick en la contemplación de una modesta cafetera. Y 'Domingo' observaba un histórico contacto con los alienígenas desde el prisma de una crisis de pareja.

Colossal2

En sus largometrajes, igual: tanto en 'Los cronocrímenes' como en 'Open Windows', la plantilla de los viajes en el tiempo y de la tecnología extrema eran el telón de fondo para tramas basadas en deseos mal gestionados y algo costrosos de los personajes: celos, amor no correspondido y el viejo y eterno calentón que nubla el entendimiento. Pero es 'Extraterrestre' la película de Vigalondo que más tiene que ver con 'Colossal'.

En ella una invasión extraterrestre (muchos espectadores que, claramente, no entendieron el chiste, se quejaron del conscientemente engañoso título-chiste) era solo la excusa para describir un triángulo amoroso con sus celos, sus cuernos y su enamoramiento juvenil, y que se veía condicionado por un hecho secundario pero inapelable: hay un OVNI enorme sobre el cielo de Madrid. Y algo similar se plantea en 'Colossal'.

El hecho de que Gloria controle a un monstruo gigante es solo el síntoma de que su vida es desastrosa. La metáfora del monstruo como algo que es creado por nosotros (por nuestros miedos, por nuestra historia, por nuestros conflictos) se aplica aquí literalmente y el resultado es la monster movie más emotiva y honesta de los últimos tiempos: al monstruo hay que vencerlo, pero no liquidándolo, sino entendiendo qué demonios hace ahí.

Colossalcartel

Y eso se consigue con el mejor, más medido y más sutil guion que ha escrito Nacho Vigalondo hasta hoy. Uno que rebosa detalles maestros y que van desde sus habituales pistas sobre el tema que se van repitiendo como estribillos a lo largo de todo el metraje hasta la sensacional evolución que hace vivir a sus protagonistas en direcciones opuestas.

'Colossal' puede presumir de contar con un dúo protagonista excepcionalmente entonado: Hathaway no tiene problemas en machacar su imagen de señorita de comportamiento irreprochable y Vigalondo le regala un papel de mujer poco necesitada de hombres que legitimen todos sus pasos. Y Sudeikis da un vuelco extraordinario al tópico de la comedia romántica del chico rechazado que insiste e insiste hasta que lo consigue.

Porque sí, 'Colossal' es una comedia romántica porque tiene humor y no poco romanticismo, pero también una que disfruta sacudiendo de la cabeza del espectador unas cuantas ideas preconcebidas acerca de los tópicos del género. Especialmente en lo que concierte a sus protagonistas femeninas y sus pretendientes. No es para menos: al fin y al cabo, es una película de monstruos gigantes. ¿O no?



‘Twin Peaks’, la tercera temporada es un triunfal regreso del mejor David Lynch

Twin Peaks Season 3

No han faltado las voces críticas a la serie que cambió el panorama televisivo de los noventa. Desde casi una semana antes de su estreno, no han parado de llover por las redes artículos y textos de todo tipo, pero muchos de ellos con un pestazo a revisionismo rancio que huele a clickbait a distancia. Que si ‘Twin Peaks’ era un culebrón con buena producción. Que si era un rollo. Que si los actores están sobreactuados… (obviamente, lo grandguiñolesco era una de sus claves)

No estamos aquí para defender la serie original hoy, pero ese repaso en medio de una era de series mediocres producidas en tiempo récord que se venden y son recibidas como obras maestras da que pensar. ‘Twin Peaks’ no se puede entender sin comprender la lógica interna de su autor. Te puede gustar o no. Puedes intentar entenderlo o no. Pero si no te apetece adentrarte en un mundo sin lógica tradicional, sin normas cinematográficas claras, mejor no lo intentes. Y tampoco hagas el esfuerzo entonces por tratar de ver esta tercera temporada.

Twinpeaks1

Puro Lynch

Es cierto que, una vez se descubre quién mató a Laura Palmer, baja alarmantemente la calidad de la serie. La no implicación de Lynch se notaba y tuvo que llegar en el último episodio para ofrecernos la resolución más desoladora de una serie de televisión. El episodio, terrorífico, ilógico, surrealista, es una maravilla que no envejece, sigue dando miedo y marca el pulso para el tono de esta nueva temporada. No es fundamental verlo pero es recomendable, al igual que la película ‘Twin Peaks: Fuego camina conmigo’ (Twin Peaks: Fire Walk With Me, 1992), si es posible con las nuevas escenas eliminadas.

La vuelta de ambos creadores de la serie, permite a David Lynch desatarse como autor absoluto, y habiendo abandonado la trama de resolución de asesinato, hay un terreno nuevo, puro y en blanco para escribir una trama mucho más libre, y en la que el mundo paralelo en el que viven encerrados ciertos personajes tiene mucho más peso. La sala roja se convierte en un vórtice de expansiones maléficas en forma de paisaje daliniano,con efectos deliberadamente rudimentarios y obsoletos como forma de reivindicación del collage casi manual.

La manera en a que se presentan los factores alucinados están forzadamente exagerados, y funciona porque no hay necesidad de credibilidad. Sabemos que hay un mundo paralelo, con esas otras reglas. Los elementos sobrenaturales están desparramados sin ninguna atadura. Sin ninguna cordura. Y es genial. Para empezar porque da la sensación de que no hay una obligación con la nostalgia.

Twinpeaks3

No está atado a normas internas de otros episodios, no tiene más deudas que con la nueva historia que está contando. Y esto, en un universo conocido por tantos fans es valiosísimo. Quizá lo más interesante es ver al autor de la serie original volver a su material con lo aprendido en sus más recientes pesadillas. El doppelganger de Cooper se nos presenta viviendo en un mundo salido de ‘Carretera Perdida’ (Lost Highway, 1997), en la logia aparecen elementos de ‘Cabeza borradora' (Eraserhead, 1977) y el tono es tan oscuro, violento y espeluznante como su cine más turbio.

Soltando a Twin Peaks con paciencia

Entre sus elementos de horror y viajes oníricos hay una trama completamente nueva, una expansión geográfica y temática del universo ‘Twin Peaks’ que parece orgánica y coherente con el estilo de Lynch. Pero claro, muchos fans echarán de menos el microcosmos cálido del pequeño pueblo de Dakota del Sur. La opción no podía ser menos complaciente. En lugar de ir presentando a los personajes que conocemos de golpe, en su primer episodio piloto, nos vamos encontrando con ellos según la trama los va llamando.

Tanto es así que en los primeros cuatro episodios aún no hemos visto a todos los que, supuestamente, aparecerán de nuevo en el regreso. Es más, la trama no parece girar alrededor del pueblo sino que va dando rodeos y acercando el papel de aquellos personajes, ya envejecidos, en la nueva historia. Para ello, el director va con calma. Con mucha calma. Da la impresión de que cada episodio es una suma de escenas de una secuencia única, de que no es del todo una serie, sino más bien una película única, dividida en capítulos, como si de una novela se tratase.

Twinpeaks2

Y aquí está el dilema. La nueva temporada de ‘Twin Peaks’ parece una película larga. Esto es, no es tanto la nueva temporada de la serie que todos amaron en los noventa sino la nueva película de David Lynch. Once años llevaba sin rodar. La acumulación de ideas, soluciones imaginativas y líneas de fuga mental que alberga este potentísimo inicio nos habla de un genio trabajando en su nueva obra, sea bajo el medio que sea. Si el resto sigue así, es probable que sea recordada como otra pieza memorable más de su filmografía, a la altura de sus películas más populares.

Si os apetece saber leer algo más sobre este sorprendente inicio, déjenme recomendarles este pequeño texto sobre las dos primeras partes de nuestros compañeros de Xataka, en el que nuestro compañero Probertoj, exprime un poco las razones por las que este regreso es lo mejor que ha dado la televisión este 2017.



Otras críticas en Blogdecine :