martes, 02 de septiembre de 2014
Todas las noticias de cine, estreños de la semana, box office, rodajes en curso, críticas...
CINEMA
Beauté / Mode
CINEMA
ESTREÑOS DE LA SEMANA
PUBLICIDAD
NOTICIAS CINEMA
ULTIMA HORA
'El niño' es el mejor estreno español de 2014

'El niño' ha dado una alegría al cine español. El thriller protagonizado por Luis Tosar y Jesús Castro del director se confirmó como uno de los títulos más esperados del verano y recaudó 2,9 millones de euros en su primer fin de semana en cartelera, convirtiéndose en el mejor estreno para una película española en lo que llevamos de 2014.

El récord estaba en manos de 'Ocho apellidos vascos', la comedia de Emilio Martínez-Lázaro que revolucionó las salas de este país; 2,83 millones fue la cifra que consiguió en su estreno la que llegó a coronarse como la producción nacional más taquillera de la historia en España, y la segunda sin tener en cuenta la nacionalidad, solo por detrás de 'Avatar' (2009). 'El niño' es el nuevo trabajo de Daniel Monzón tras triunfar con 'Celda 211' (2009) y gira en torno a unos muchachos que deciden desafiar a los capos locales e introducirse en el mundo del narcotráfico por su cuenta...



El escándalo de las fotos privadas de Jennifer Lawrence y otras actrices

Jennifer Lawrence

Es el tema de actualidad desde anoche, bautizado como #TheFappening en Twitter. Numerosas actrices de Hollywood se han visto implicadas en el mayor escándalo de filtración de fotografías y vídeos privados hasta el momento, en el que también están envueltas modelos y otras celebridades del mundo del entretenimiento. Quién iba a pensar que 'Sex Tape: algo pasa en la nube' se convertiría en un film profético...

Todo empezó cuando un usuario de la web 4chan publicó imágenes íntimas subidas a iCloud por conocidas intérpretes como Jennifer Lawrence, Teresa Palmer, Kirsten Dunst o Brie Larson, asegurando estar en posesión de más fotos y grabaciones que involucran en torno a 100 mujeres famosas desnudas o en situaciones comprometidas. El representante de Lawrence ha declarado que la policía está investigando el caso y que demandarán a todas las publicaciones que muestren un material que ha sido robado y que supone una flagrante violación de la privacidad.

Mary Elizabeth Winstead ha sido una de las afectadas que se ha pronunciado públicamente sobre lo ocurrido a través de las redes sociales, antes de comunicar que se tomará un descanso de Internet. Recordemos que hace unos años Scarlett Johansson fue víctima del mismo delito y todo terminó con una condena de 10 años de prisión para el culpable.

En Genbeta | Celebleaks: así está siendo la imparable difusión de desnudos de varias famosas



ET AUSSI...
CRITICAS
'Infiltrados en la universidad', autoconciencia y final

22_jump.jpg

Schmidt (Jonah Hill) y Jenko (Channing Tatum) retoman en 'Infiltrados en la Universidad' ('22 Jump Street') los alter egos de Doug y Brad Quaid para resolver un caso de tráfico de estupefacientes que parece exactamente idéntico al que les unió por vez primera... con una excepción. Esta vez parece que el escenario escogido ha sido la universidad y no el instituto.

Secuela de la exitosa 'Infiltrados en clase' (21 Jump Street, 2012), lo que aquí tenemos es una auténtica y genuina muestra de cine auto-consciente. Es decir, una secuela que se sabe innecesaria, excesiva y del todo exagerada, pero a pesar de todo consigue cumplir con todas las expectativas e incluso, en un gesto de honestidad insólita, ser honesta con su calidad.

En muchos aspectos, esta película es el equivalente a 'La Jungla 2: Alerta Roja' (Die Hard 2: Die Harder, 1990) en la que Renny Harlin era el encargado de suplir el mínimo cambio de escenarios por una mayor espectacularidad y un gran sentido de la escala. Estilísticamente, Phil Lord y Chris Miller están menos inspirados que en sus aventuras animadas, eso es completamente obvio y cierto, pero también es verdad que el libreto, a partir de una historia de Michael Bacall y Jonah Hill pone pocas ventajas en el estilo, seguramente porque sus bromas son esencialmente verbales. 22_jump_1.jpg El espectáculo lo aderezan Ice Cube y Wyatt Russell, ambos en roles tremendamente arquetípicos pero entendiendo muy bien cual debe ser la dinámica que pide el espectáculo. Pero siendo positivos, la película ofrece cosas que resultan un tanto sorprendentes respecto a su versión anterior.

Para empezar, la química entre Channing Tatum y Jonah Hill no es que sea la sorpresa sino que se revela como el gran ingrediente con el que concebir la comedia. Atrás quedan los toques impostados, las damiselas en peligro, todas las mujeres aquí tienen fuerza o son inteligentes, no necesitan a los hombres. Las exigencias del subgénero ya no interesan a sus dos protagonistas y todo lo que queda es una magnífica comedia acerca del poder del bromance.

El Bromance (o Romance entre Colegas) es la fuente de algunos de los mejores gags de la película, aunque no de los más recordables. Para mi, son las deliciosas texturas ultra-conscientes, que van desde diálogos mentando al presupuesto hasta avalanchas de surrealismo (¡something cool!) en plenas secuencias de acción. O una apropiación indebida, brillante e inesperada de 'Annie Hall' (id, 1977). O unos títulos de crédito finales absolutamente auto-conscientes, en los que los actores reescriben, paródicamente, el universo de secuelas, sustituciones, derivas de merchandising, posibilidades interactivas que tiene la saga.

Hasta el agotamiento. Y termina. Sería realmente cínico que alguno de esos escenarios sucediera. Porque la película lo que en última instancia no pretende es disimular. Fingirse necesaria. Cambiar de estilo. La película se sabotea a si misma y se dedica a ofrecer la mayor parte de hilaridad sin mecanicismos, llevando al límite sus escasos márgenes de libertad. Y coincido con Mikel en su juicio laudatorio.

Hay algo extrañamente honrado en esta secuela y merece la pena comprobarlo.



'La habitación del hijo', cobijar el dolor

moretti.jpg Nanni Moretti ganó la Palma de Oro con esta preciosa y conmovedora película que obvia todos los sentimentalismos y prefiere lidiar, con una sorprendente delicadeza, con todos los sentimientos. La historia es simple pero no carece de matices, lo cual es una razón para admirar a su director y escritor.

¿Qué película sería vista de un modo más convencional? Seguramente una con músicas tremendas. Una basada en explicar la unión feliz, exageradamente feliz de la família, y en dar los golpes allí donde más duelen. No es esa la estrategia que escoge su inteligente, sensato cineasta y bien merece atención, pues ahí radica la importancia de su reflexión.

La película examina el dolor, y lo hace desde una perspectiva de clase. En este caso, la clase media. La clase media es, tal y como aquí se describe, la felicidad. Un nido de tranquilidad, pequeñas anécdotas, preocupaciones mundanas, buen y dulce sexo ocasional con una esposa, dos hijos, planes para el domingo. Moretti, tan combativo e izquierdista, dudoso y bohemio, en títulos anteriores visita un nuevo mundo y sale airoso del reto.

Le ayudan los actores, por supuesto. Hay pocas actrices tan subestimadas como Laura Morante, que aquí ejerce de madre sin aparente pompa o circunstancia. Y Moretti escoge una cámara menos vigorosa que la de sus anteriores aventuras, menos guiada por la prisa o por la necesidad documental de embellecer lo que le rodea. moretti2.jpg Su cámara es estática, como la petrificación de una família en medio de un dolor. El epílogo es hermoso, porque promete una vida dificultada, manchada, rota, pero seguramente unida por la certeza de que no existen caminos espirituales para sobrevivir al dolor. Al menos no en el mundo en el que Moretti ha encontrado una voz tan persuasiva.

Estoy tentado, por supuesto, de hablar de esta película como una obra maestra. Tal vez sería exagerado. Pero todas sus escenas funcionan orgánicamente, su iluminación es naturalista y sus usos musicales o literarios no quieren epatar, añadir intensidad. Es todo lo contrario con Moretti. Busca los matices, los encuentra, examina con suma y pasmosa facilidad la avalancha de sentimientos contradictorios.



Otras críticas en Blogdecine :