domingo, 31 de julio de 2016
Todas las noticias de cine, estreños de la semana, box office, rodajes en curso, críticas...
CINEMA
Beauté / Mode
CINEMA
ESTREÑOS DE LA SEMANA
PUBLICIDAD
NOTICIAS CINEMA
ULTIMA HORA
Taquilla española | Tarzán acaba con la Edad de Hielo

La Leyenda de Tarzán

Parece que está gustando el nuevo Tarzán. A la espera de comprobar el impacto de 'Jason Bourne', la taquilla española está dominada por 'La leyenda de Tarzán' ('The Legend of Tarzan'), última adaptación del clásico de Edgar Rice Burrough con un reparto encabezado por Alexander Skarsgård, Margot Robbie, Christoph Waltz y Samuel L. Jackson.

La película no obtuvo grandes cifras (para tratarse de una superproducción) pero fue suficiente para liderar el TOP 10 en una floja semana para las salas de cine de nuestro país; globalmente acumula 266 millones de dólares pero costó 180 (sin contar publicidad) así que el éxito de Warner es relativo. Tras ocupar el nº1, 'Ice Age 5: El gran cataclismo' ('Ice Age: Collision Course') perdió un 38% de ingresos y cayó a la 3ª posición del ranking, que quedó así:

TOP 10

La otra novedad es 'Ahora me ves 2' ('Now You See Me 2'), la secuela de la comedia de acción con magos protagonizada por Jesse Eisenberg, Woody Harrelson, Lizzy Caplan, Mark Ruffalo, Daniel Radcliffe, Michael Caine y Morgan Freeman, entre otros. Se repite el caso de la taquilla estadounidense; cifras correctas pero inferiores a la primera entrega (hace tres años, 'Ahora me ves' se estrenó con 1,7M€ en España).

Datos | ICAA



Meryl Streep volverá a coincidir con Emily Blunt en 'Mary Poppins Returns'

Meryl Streep

Hace unos meses os informábamos de que Disney había fichado a Emily Blunt para ser la nueva Mary Poppins y a Lin-Manuel Miranda (estrella del musical 'Hamilton') para interpretar a un farolero llamado Jack. Pues bien, van llegando más noticias, a cada cual más supercalifragilísticoexpialidosa. La buena nueva es que la laureada actriz Meryl Streep se une al reparto de la secuela del clásico de 1964 protagonizado por Julie Andrews.

Streep coincidirá por tercera vez con Blunt —trabajaron juntas en 'El diablo viste de Prada' ('The Devil Wears Prada', 2006) y en 'Into the Woods' (2014)— y por segunda vez con Rob Marshall —que dirigió a ambas en 'Into the Woods'—. Está previsto que la actriz interprete a Topsy Tartlet, una prima de Mary Poppins que no aparecía en el film original. Además volveremos a oírla cantar, como ya hizo en ‘Mamma mía!’ (2008), ‘Ricki’ (2015) y en la misma 'Into the Woods'.

'Mary Poppins' fue un gran éxito que consiguió 5 Oscars (incluyendo el de mejor actriz). Su secuela, basada en material sacado de las siete novelas escritas por P.L. Travers, se establecerá en el Londres de los años 30, para contarnos qué ha sido de los hermanos Jane y Michael Banks, que volverán a necesitar la ayuda de Mary Poppins tras experimentar una pérdida. La niñera más emblemática de Gran Bretaña les enseñará una valiosa y vitalista lección a los Banks, mediante canciones y jarabes, entre otras cosas.

Del guión se encarga David Magee —'Descubriendo Nunca Jamás' ('Finding Neverland', 2004), 'La vida de Pi' ('Life of Pi', 2012)— mientras que las canciones corren a cargo de Marc Shaiman y Scott Wittman. Para ver la nueva de Mary Poppins no queda más remedio que esperar hasta las navidades de 2018, aunque el próximo mes de septiembre podremos ver a Streep "cantando" en 'Florence Foster Jenkins'. No es lo mismo, pero así la espera se hace más amena.

Vía | The Guardian



ET AUSSI...
CRITICAS
Añorando estrenos: 'Luna maldita' de Eric Red

Badmoonf1

Ahora que se lleva hasta límites impensables el ejercicio de nostalgia de años pasados —casi siempre la década de los ochenta, que a su vez se retroalimentaba de décadas pasadas—, nos acercamos a un film de los noventa que injustamente sin pena ni gloria por las carteleras de medio mundo. Por la nuestra de hecho ni pasó. ‘Luna maldita’ (‘Bad Moon’, Eric Red, 1996) es un pequeño e interesante film sobre la licantropía, que precisamente en la década anterior había servido dos joyas firmadas por Joe Dante y John Landis.

Red es un guionista que escribió la excelente ‘Carretera al infierno’ (‘The Hitcher’, Robert Harmon, 1986) además de un par de libretos para Kathryn Bigelow —‘Los viajeros de la noche’ (‘Near Dark’, 1987) y ‘Acero azul’ (‘Blue Steel’, 1989)—. Conocedor de los resortes del fantástico y el thriller —dirigió la estimable buddy movie ‘Cohen & Tate’ (1988)— se atrevió con una película sobre el mito del hombre lobo, logrando aportar algo de originalidad a un tema tan manido.

Badmoonf2

Para ello realizó un ejercicio que bebe sin descaro ni ningún tipo de prejuicio de los films de los años cuarenta. De hecho, en cierto instante se está proyectando en la televisión el desconocido ‘El lobo humano’ (‘Werewolf of London’, Stuart Walker, 1935), que sireve para establecer de cara al espectador las consabidas reglas sobre el comportamiento de los hombres lobo. Reglas que en realidad fueron inventadas por Curt Siodmak —hermano del célebre Robert Siodmak— en la más conocida ‘El hombre lobo’ (‘The Wolf Man’, George Waggner, 1940).

El mejor amigo del hombre

El apunte más interesante de una película que no llega a la hora y veinte minutos de duración —duración típica en los films de épocas pasadas— es que el héroe de la función, el verdadero protagonista, es un perro. Además logra destacar como el mejor actor de la función, algo no demasiado difícil cuando por el film desfilan Mariel Heminghway, Mason Gamble —sorprendentemente alejado de sus histrionismo en ‘Daniel el travieso’ (‘Dennis the Menace’, Nick Castle, 1993)— y Michael Paré, quien consigue transmitir el tormento interior por la maldición de ser un hombre lobo.

Badmoonf3

Con ese apunte, el film logra apartarse de lo visto hasta ese momento, también hasta hoy —con la licantropía insultada por sagas nenazas—. El arrollador carisma del perro —del que Red consigue unos planos fijos absolutamente deslumbrantes— llena todo el film, que aunque breve, es conciso, directo y efectivo en su pequeña historia. Un prólogo en el que el protagonista es “infectado”, un retorno al hogar con un apunte muy interesante: Ted (Paré) está convencido de que el amor de la familia podrá liberarle. Un desenlace en cierta medida, si no inesperado, sí atípico.

‘Luna maldita’ posee suficientes dosis de sangre, sin caer en efectismos, y respecto al par de transformaciones que vemos éstas no llegan a las excelencias de los films de Dante y Landis, pero logra salvar la papeleta con dignidad, además de ofrecer un monstruo físico bastante logrado. Eso sí, el susto final —que se suma a la moda imperante en aquellos años, en la que el malo moría varias veces o el protagonista soñaba con un último ataque— sobra, sobre todo cuando hasta ese instante final Red había evitado efectismos de todo tipo.

Sólo por el perro —Primo de nombre real, Thor en la película— la película ya merece la pena.



'El arrecife', infierno azul

Cartel El Arrecife

El cine de terror siempre ha sido una de mis mayores debilidades. En parte se lo debo a mi hermana, que le gustaba ponerme ese tipo de películas cuando era pequeño a ver si lograba asustarme -rara vez lo consiguió-, y hasta recuerdo que ‘Piraña’ (‘Piranha’) fue la primera película que me quedé despierto hasta tarde para verla o que tras el visionado de ‘Angustia’ fue la última ocasión que dormí en la cama de mis padres.

Aún conservo esa querencia, pero la verdad es que cada vez me cuesta más encontrar títulos que me llenen como antaño. No tengo miedo en probar con cualquier propuesta e incluso ver toda secuela a mi alcance -hay algunas muy buenas-, pero también me entra la pereza cuando me hablan mal de una, que fue lo que me sucedió en su momento con ‘El arrecife’ (‘The Reef’). Sin embargo, decidí recuperarla tras el estreno de ‘Infierno Azul’ (‘The Shallows’) y, pese a sus defectos, no me arrepiento de haberlo hecho.

Una decidida apuesta por el realismo

Escena El Arrecife

Seamos sinceros y reconozcamos que el cine con escualos tocó techo con ‘Tiburón’ ('Jaws') y que algo extraordinario tendría que suceder para que algún díe viéramos una película no ya mejor que la de Steven Spielberg, sino una que simplemente no desmerezca en la comparación. No obstante, cuesta no acordarse de ella tras ver una cinta que eche mano de ellos como amenaza letal, que es lo que sucede en ‘El arrecife’. ¿Su peculiaridad? Una decidida apuesta por el realismo.

De hecho, las apariciones del tiburón son mínimas en esta producción australiana que se centra más en la lucha por la supervivencia tras ver cómo el barco en el que se encontraban tiene un accidente y empieza a hundirse. El guion del también director Andrew Goods se lo toma con mucha calma a la hora de presentarnos a los personajes e intentar humanizarlos para que pueda surgir la imprescindible empatía con el espectador para que uno no quiera simplemente que el tiburón acabe con ellos.

Eso es algo que Traucki abraza con naturalidad desde la puesta en escena, sabedor que el hecho de inspirarse en un singular caso real le da la posibilidad de dejar de lado la sobredosis de suspense más o menos impostado en beneficio del drama humano. Sobre el papel, todo parece ideal con la única salvedad de que quizá se extienda demasiado en este tramo, pero ‘El arrecife’ tiene un problema muy importante en sus actores.

’El arrecife’ y la importancia de los actores

Muchas veces el guion es el cáncer que va destruyendo paulatinamente una película, en otras ocasiones es un director incompetente que destroza un material más o menos interesante, pero también puede darse el caso de que un reparto erróneo se cargue una cinta o al menos esté cerca de hacerlo. Eso es lo que sucede en ‘El arrecife’, pues no tengo nada bueno que decir de sus actores, que en el mejor de los casos podemos hablar de mediocridad y en el peor de cargarse ese halo de realismo que rodea a la película.

Cuesta poco entender que ninguno de ellos tenga a sus espaldas una gran carrera, ya que durante el tramo más banal simplemente resultan anodinos y cuando llega la hora del sufrimiento simplemente hay que hacer un esfuerzo muy grande para creérselos, y es una pena, porque la situación es la adecuada y el enfoque es impecable para potenciar la tensión sin caer en efectismos innecesarios, logrando integrar también bastante bien el metraje con tiburones reales rodado al margen.

¿Llegan a cargarse la película? Ahí tengo que responder que no, pero lo que podría haber sido una propuesta casi notable acaba quedando relegada a ser simplemente estimable pese a esa grave deficiencia, ya que un drama humano en el que sus personajes fallan de esta manera, malo no, lo siguiente. Con todo, tanto el guion de Goods como la puesta en escena de Traucki mantienen esa honestidad que sostiene a la película en sus mejores momentos y que alcanza grandes dosis de efectividad en ciertas situaciones de peligro.

En definitiva, es una pena que ‘El arrecife’ no contase con otros actores, ya que ellos son el motivo de que el infierno por el que han de pasar no llegue a impactarnos al nivel que podría haberlo hecho a poco que lograsen mantener ese realismo por el que apuestan sus responsables. Pese a ello, es una cinta con un enfoque interesante y constante cuyo reducido metraje la convierten en una buena opción para ver en casa en lugar de morir abrasado en el exterior. Eso sí, creo que al final se queda algo por debajo de la muy entretenida cinta de Jaume Collet-Serra.



Otras críticas en Blogdecine :